Pechugas de pollo al ajillo

Receta de pechugas de pollo al ajillo

Picado de ajo dorado con esencia de caldo de pollo y vino blanco, para unas tiras de pechuga de pollo marcadas previamente. Fácil, rápido y exquisito.

¿Quieres ver los ingredientes para Pechugas de pollo al ajillo?

Descubre los ingredientes para hacer Pechugas de pollo al ajillo pinchando aquí:

¿Cómo hacer pechugas de pollo al ajillo?

1

Empezamos haciendo el clásico picado de la salsa al ajillo. Para eso, picaremos los dientes de ajo muy finitos, y los pondremos a sofreír en una sartén con un chorito de aceite de oliva.

2

Una vez dorados, retiraremos el ajo con una espumadera, y en ese mismo aceite echaremos un chorrito de vino blanco, subiremos el fuego y removeremos hasta que el alcohol se evapore, y luego desharemos la pastilla de caldo de pollo.

3

Al final, al calor de la sartén pero sin fuego, añadiremos perejil picado y el ajo, y reservaremos la salsa.

4

Hecho esto, cortaremos las pechugas de pollo en tiras, las sazonaremos con sal y pimienta (o si lo prefieres, con un preparado de especias para pollo) y las marcaremos en una plancha.

5

Cuando tengamos el pollo marcado (bien dorado), lo echaremos a la salsa al ajillo, y dejaremos todo reposar a fuego muy bajo durante unos minutos. Serviremos las pechugas de pollo al ajillo bien calientes y acompañadas de la guarnición que se quiera.

6

Foto orientativa Jmerelo

Nota del autor:

De la misma forma que lo hemos hecho con pechugas, podríamos hacerlo con muslos deshuesados de pollo o con otras piezas del pollo.

Otras búsquedas relacionadas con "Pechugas de pollo al ajillo"